June 12, 2019

Todos tenemos un teléfono inteligente y al parecer no podemos ir caminando por la calle sin tener la cabeza metida en el celular, texteando y comunicándonos en las redes sociales. Eso también aplica a los conductores. ¿Con qué frecuencia le ha tocado ver que el conductor del automóvil de junto va texteando? ¿Sabía que un conductor texteando es tan peligroso como un conductor ebrio?

Los celulares han revolucionado nuestro mundo. Han cambiado la forma en que hacemos negocios e interactuamos con nuestra familia y amigos.

Los celulares, sin embargo, también pueden ser peligrosos. Conducir un automóvil y usar el celular al mismo tiempo puede ser tan letal como conducir ebrio. Según un estudio realizado en el 2013 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del Centro Médico Infantil Cohen, una persona que va texteando puede estar tan discapacitada como un conductor legalmente ebrio.

Como miembros responsables de la sociedad debemos responsabilizarnos tanto de nuestras vidas como de las ajenas y por tanto no debemos textear y conducir al mismo tiempo. Textear y conducir es una combinación fatal.

La revista ‘Car and Driver’ realizó una prueba para comparar el tiempo de reacción de frenado de un conductor de 37 años (cuanto tiempo se tarda en pisar el pedal del freno), en diversas condiciones: en la línea de base (conducción normal), bajo la influencia de bebidas alcohólicas, texteando y leyendo correos electrónicos. ¡Los datos que recopilaron de cada evento son aterradores!

En la línea de base, el conductor sobrio de 37 años pisó el freno en 0.57 segundos.
El mismo conductor se tardó casi tres veces más (1.44 segundos) en pisar el freno al ir leyendo un mensaje de texto. Su tiempo de reacción al ir texteando fue de 1.36 segundos. Y este tiempo fue considerablemente más largo que su tiempo de reacción al conducir ebrio, que fue de 0.64 segundos (con un nivel de alcohol en la sangre de 0.08, que es el nivel considerado como legalmente intoxicado)

Deténgase y reflexione al respecto: el tiempo de reacción de un conductor que va enviando o leyendo un mensaje de texto es peor que el de un conductor que está legalmente intoxicado.

También es preocupante es la distancia que requiere un automóvil para hacer a un alto total si el conductor va sobrio y texteando o si va sobrio y sin distraerse: ¡70 pies más!

Imagine que está en alto total en un semáforo en una intersección con mucho tráfico (muchos automóviles pasan volando a su derecha y a su izquierda) y que el conductor del automóvil que se viene acercando al suyo por detrás viene texteando. Si ese conductor no se detiene a tiempo es muy probable que le choque por detrás y que empuje su automóvil a la intersección. A usted le podrían pegar otros automóviles solo porque una persona viene descuidadamente texteando y conduciendo y no frena a tiempo. La fuerza del impacto podría empujarlo al tráfico y otros vehículos que vienen pasando le podrían volver a pegar y usted podría sufrir lesiones catastróficas.

No hay manera de enfatizar a suficiencia el peligro que representa el conducir distraído para la seguridad de su familia y la suya propia.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA) ha lanzado una campaña llamada ALTO AL TEXTEO. ALTO A LOS CHOQUES. Esta campaña se enfoca en crear conciencia sobre las lesiones y muertes causadas por los conductores distraídos que van conduciendo y texteando o que van leyendo mensajes de texto o correos electrónicos.

Una de las estadísticas más impactantes que aparece en su sitio Web es que el 11% de todos los conductores menores de 20 años que estuvieron involucrados en choques fatales iban distraídos en el momento del accidente. Esto significa que podrían haber evitado fácilmente el accidente y la muerte si se hubieran enfocado en conducir en lugar de ir usando el celular en el momento del accidente.

Aún más preocupante fue que los resultados del estudio mostraron que el 49% de los conductores menores a 35 años que tienen un celular van enviando y leyendo mensajes de texto mientras conducen. Esto significa que casi una de cada dos personas menores de 35 años que van circulando por las calles van enviando y recibiendo mensajes de texto al mismo tiempo que conducen.

OK, tuve un accidente con un automovilista que iba un texteando. ¿Necesito contratar a un abogado de accidentes de auto?

Si estuvo involucrado en un accidente automovilístico relativamente menor y no sufrió ninguna lesión, puede ser que solo necesite lidiar con su aseguradora (o con la aseguradora del otro conductor) para las reparaciones de su automóvil. Probablemente usted presentará una reclamación y reparará su automóvil en un taller con buena reputación sin necesitar la ayuda de un abogado. Sin embargo, si usted sufrió lesiones graves o incluso lesiones menores, es mejor que contrate un abogado de accidentes de auto.

¿Tuvo Un Accidente de Auto? Descargue nuestra Guía de Defensa para Accidentes de Auto GRATIS

Los siguientes son algunos aspectos a considerar:

En Houston, el otro conductor o su aseguradora pueden disputar de quién fue la culpa del accidente, independientemente de quién fue multado (o si no se emitió ninguna multa) o incluso si el otro conductor admitió la culpa en el lugar del accidente. Una aseguradora puede tratar de culparlo a usted también, para reducir (bajar) el valor de su reclamación.

O, en su defecto, pueden decidir echarle toda la culpa a usted y en última instancia pedir que el jurado decida de quién fue la culpa del accidente, a pesar de lo que usted opine (o de los hallazgos de la policía, o de la multa emitida al otro conductor, la admisión de culpa del otro conductor o hasta de las declaraciones de los testigos) respecto a que el otro conductor causó el accidente. En tal caso, los servicios de un abogado de accidentes de auto, en Houston, TX, serán de gran utilidad.

También puede ser que usted piense que el informe de la policía está equivocado y que el oficial de policía le multó por error. Si sus lesiones son graves, usted debe hablar con un abogado de accidentes de auto, en Houston, TX.

2. Las aseguradoras a menudo desarrollan buenas relaciones de trabajo con los abogados de accidentes de auto en Houston, TX, con quienes han trabajado en el pasado. Estas buenas relaciones pueden ayudar para que se llegue a un buen convenio. No es raro que nos enteremos de que una persona que está siendo representada por un abogado sin experiencia en accidentes automovilísticos o lesiones personales, se le dificulte lidiar con la aseguradora ya que el ajustador tratará de usar esa falta de experiencia a su favor. Un abogado de accidentes de auto experimentado conoce los escollos que hay que evitar con los ajustadores de las aseguradoras.

Si usted ha sufrido alguna lesión en un accidente automovilístico, contratar a un abogado puede ser la mejor decisión. Si lo hace, busque a un abogado experto en accidentes de Houston, quien no solo tenga la experiencia de luchar contra las aseguradoras, sino también en trabajar con ellas para llegar a buenos convenios. Esto aumentará sus posibilidades de obtener una buena indemnización.

Contacte a nuestros abogados de accidentes en Houston al.

Categories

Archives