October 05, 2020

Una lesión interrumpe su vida. Su cuerpo no puede hacer lo que usted quiere y necesita que haga. Usted está faltando al trabajo. ¡La pérdida de ingresos es estresante! Tiene dolor todo el tiempo y duele cuando cocina, lava la ropa, o corta el césped. Y olvídese de hacer ejercicio, porque – ¡duele moverse!

Es posible que también tenga ansiedad, ataques de pánico, pesadillas, o escenas retrospectivas donde el choque sigue repitiéndose en su mente, lo que los psicólogos llaman trastorno de estrés postraumático.

Pero, para muchas personas, la peor parte de una lesión es usted se siente como una persona diferente, y se entristece cuando se recuerda de la “versión anterior” de sí mismo, aquella versión en donde usted estaba sano y era capaz de trabajar, jugar, y hacer todas las cosas que usted quería hacer, esa versión nunca regresa.

Es posible que usted esté experimentando el DUELO.

En su libro revolucionario titulado, “Sobre La Muerte y El Morir”, la psicóloga Elisabeth Kübler-Ross discute las Cinco Etapas del Duelo: Negación, Ira, Negociación, Depresión, y Aceptación. Estas etapas que las personas comúnmente experimentan cuando sufren la pérdida de un ser querido, también pueden aplicarse a las personas que han sufrido una lesión, de la siguiente manera:

  • Negación – Usted experiencia conmoción y miedo por lo que ha sucedido; usted se niega a creer que está realmente herido, o que necesita ayuda médica o legal. Algunas personas se negarán a ir al médico o al hospital, y sus lesiones pueden volverse más difíciles de tratar debido al retraso. También puede pensar que no necesita un abogado, y puede perder sus derechos legales por el vencimiento de los plazos para entablar una demanda o notificación de lesión.
  • Ira – Usted está enojado con la persona que causó su lesión. Usted también puede estar enojado y arremeter contra otras personas que intentan ayudarlo a lidiar con su situación, familiares o amigos que le piden que vaya al médico o llame a un abogado. Usted piensa, “¡Puedo manejar esto yo mismo!”
  • Negociar – Usted se dice a sí mismo que si simplemente se relaja o descansa, o sigue trabajando, el problema desaparecerá por sí solo, aunque usted sepa que puede tener una lesión grave. Usted puede pensar que vivir mejor o ser más amable con su familia hará que su suerte cambie. Si usted tiene una lesión grave, no puede negociar su camino hacia la salud – ¡debe ver a un médico! Y si tiene un problema legal, ¡un abogado debe negociar por usted!
  • Depresión – Después de que la negación, la ira, y la negociación no hayan funcionado, es posible que usted piense que nada funcionará, y que su situación es desesperada. Usted puede sentirse triste, alejarse de su familia, y amigos, y sentirse triste. La depresión afecta a diferentes personas de manera diferente, pero las personas más cercanas a usted sabrán si usted no es “usted mismo,” y es importante buscar ayuda, ya que la depresión puede ser peligrosa si no se trata. Las personas pueden deprimirse cuando piensan que su situación legal es demasiado difícil de manejar. Los abogados no pueden tratar la depresión, pero un buen abogado puede ayudarlo a comprender los pasos que se pueden tomar para remediar su situación legal y ayudarlo a encontrar opciones de tratamiento para la depresión.
  • Aceptación – Para las personas con lesiones graves, es posible que la vida nunca vuelva a ser la misma que antes de la lesión. Eso no significa que la vida después de una lesión sea desesperada. Una vez que usted comprenda la realidad de su lesión, tome medidas para tratar su lesión, contrate a un abogado (cuando sea posible) para obtener los recursos legales disponibles para usted, y comprenda cómo usted puede, médica y legalmente, mejorar su condición y haciendo lo mejor de una situación difícil, usted tiene las mejores perspectivas de aceptación y felicidad en su vida.

Por último, depende de cada individuo hacer el viaje hacia la recuperación física y emocional de una lesión, con los médicos y terapeutas que elija para ayudarlos a llegar allí. También debe hablar con un abogado en el que pueda confiar, para abordar cualquier recurso legal disponible para usted, y si tiene un reclamo que pueda hacer, asegúrese de estar representado por un abogado calificado y confiable.

El objetivo de la Aceptación se logra cuando usted consulta a médicos calificados, para que usted tenga una idea clara de su condición médica. Si resultó lesionado en un accidente, también es importante consultar con abogados competentes en los que confíe, para que tenga una imagen clara y precisa de sus derechos legales. Si contrata a un abogado, debe asegurarse de que esté calificado y sea de confianza.

Su camino hacia la recuperación médica y legal, puede ser suave o abultada, pero usted necesita información en la que pueda confiar para poder llegar al punto de aceptar el resultado.

Categories

Archives